A través del tratamiento de radiofrecuencia se contrae el colágeno existente en la piel y en el tejido subcutáneo y se adquiere firmeza de forma inmediata. Se aplica mediante ondas electromagnéticas en la piel que calientan la dermis profunda y las capas subdérmicas.

El depósito térmico controlado causa la síntesis de nuevo colágeno que reemplaza al colágeno deteriorado y aporta una mayor textura y elasticidad a la piel. Se rejuvenece la zona tratada y corrige la flacidez. Aporta un efecto a largo plazo.

Se recomienda para disminuir la flacidez facial y corporal y para tratar la celulitis. 

El procedimiento es sencillo y puede llevarse a cabo en cualquier época del año, los pacientes pueden reincorporarse a su vida normal en el momento. 

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted